Archivo de Categorías: Leukimia

Si te recuerdo, te salvo

El tiempo pasa dolorosamente rápido y uno desea a diario que no lo hiciera, sin saber que la verdadera tragedia es que el tiempo se detenga porque cuando lo hace, cuando se permite detenerse, no se detiene para todos. No

Si te recuerdo, te salvo

El tiempo pasa dolorosamente rápido y uno desea a diario que no lo hiciera, sin saber que la verdadera tragedia es que el tiempo se detenga porque cuando lo hace, cuando se permite detenerse, no se detiene para todos. No

Una videollamada en diciembre

Voy a volverme un llanto subterráneo. Robi Draco Rosa.  —- – Papá me llama como todos los días a esta misma hora desde que me mudé. Lo veo tomar café y comer patilla, y me parece que si estiro la

Una videollamada en diciembre

Voy a volverme un llanto subterráneo. Robi Draco Rosa.  —- – Papá me llama como todos los días a esta misma hora desde que me mudé. Lo veo tomar café y comer patilla, y me parece que si estiro la

Veintisiete de nuevo

Tengo en los ojos los párpados cerrados De mi hermano pequeño Que no me miran desde su ataúd Que no me reaccionan ante el saludos ni ante las lagrimas Choco con el vidrio que separa su mundo desconocido De este que

Veintisiete de nuevo

Tengo en los ojos los párpados cerrados De mi hermano pequeño Que no me miran desde su ataúd Que no me reaccionan ante el saludos ni ante las lagrimas Choco con el vidrio que separa su mundo desconocido De este que

#NoEstamosMuertos: Recuerdo

Recuerdo que a los ocho años estaba convencida de que no lograría ser grande, como llama uno a esa edad a la gente que no le pide permiso a sus padres para salir de casa. Por aquel entonces eso era

#NoEstamosMuertos: Recuerdo

Recuerdo que a los ocho años estaba convencida de que no lograría ser grande, como llama uno a esa edad a la gente que no le pide permiso a sus padres para salir de casa. Por aquel entonces eso era

27 de mayo

Maracaibo, 27 de mayo de 2015. Funeraria San José – Papá me pregunta si te enterramos. Yo no sé, papá, nunca he enterrado a nadie, menos a la persona que más amo me horroriza la idea del abandono bajo tierra

27 de mayo

Maracaibo, 27 de mayo de 2015. Funeraria San José – Papá me pregunta si te enterramos. Yo no sé, papá, nunca he enterrado a nadie, menos a la persona que más amo me horroriza la idea del abandono bajo tierra

Veintisiete de mayo

Hay una libélula mordiéndome el pecho en un afán de avisarme que el amor y sus embates están peligrosamente cerca de mí, que estoy secuestrada en este ambiente de niños calvos con miradas suplicantes, a veces interrumpidas por las lágrimas,

Veintisiete de mayo

Hay una libélula mordiéndome el pecho en un afán de avisarme que el amor y sus embates están peligrosamente cerca de mí, que estoy secuestrada en este ambiente de niños calvos con miradas suplicantes, a veces interrumpidas por las lágrimas,

Lukimiə #7: el adiós 

Extraño que no llegues tú Que no llegues tú aunque ya amaneció. –  Vuelvo a escribir a oscuras y en silencio como lo hacía en las infinitas noches hospitalarias cuando cultivaba mi esperanza como quien se empeña en hacer florecer

Lukimiə #7: el adiós 

Extraño que no llegues tú Que no llegues tú aunque ya amaneció. –  Vuelvo a escribir a oscuras y en silencio como lo hacía en las infinitas noches hospitalarias cuando cultivaba mi esperanza como quien se empeña en hacer florecer

Lukimiə #6: Una historia de mierda

Al otro lado del pasillo, detrás de la puerta de vidrio y del ascensor, al lado de la zona de juegos, frente al puesto de enfermería de la zona norte, hay alguien pateando una puerta tan fuerte que se fractura el

Lukimiə #6: Una historia de mierda

Al otro lado del pasillo, detrás de la puerta de vidrio y del ascensor, al lado de la zona de juegos, frente al puesto de enfermería de la zona norte, hay alguien pateando una puerta tan fuerte que se fractura el

Lukimiə #5: Miedo

No se sabe lo que es el miedo hasta que se ha sentido de verdad y se sabe que se ha sentido de verdad cuando pasa. No antes, no después. El miedo siempre es en presente porque no muere; a

Lukimiə #5: Miedo

No se sabe lo que es el miedo hasta que se ha sentido de verdad y se sabe que se ha sentido de verdad cuando pasa. No antes, no después. El miedo siempre es en presente porque no muere; a

Lukimiə #4: Des espero

Estaría bueno saber en cuántos cuentos de sobremesa hemos estado sirviendo como historia para llenar el silencio tenso entre un padre déspota y un hijo mancillando el tedio de los veintitantos. ¿Te acuerdas de Mónica, la chama que estudió conmigo? Tiene un

Lukimiə #4: Des espero

Estaría bueno saber en cuántos cuentos de sobremesa hemos estado sirviendo como historia para llenar el silencio tenso entre un padre déspota y un hijo mancillando el tedio de los veintitantos. ¿Te acuerdas de Mónica, la chama que estudió conmigo? Tiene un