Lo perdido 

                                                                                                                            Ayer, cuando me dormía, así te vi y te oí de pronto: desperté sobresaltado (…) pensando en ti con mucha ternura
y también en mí y en cómo vamos perdiendo todo.
Bioy Casares

Escribo tu nombre en la barra de búsqueda
Me detengo en el punto final, borro y vuelvo a escribir tu nombre, esta vez completo
y me guardo en el silencio que impone el que no quiere escuchar

El puntero titila con impaciencia como si no viera la palabra escrita
El presente es un reclamo constante que habito a gritos

Mis vecinos me reclaman el ruido y en respuesta, escribo desnuda en la terraza bajo el sol, que es la única prueba de que estoy aquí, ahora,

Y no en la pantalla donde escribo tu nombre cuando lloro.

Tal vez, por fin, he conseguido no equivocarme cuando digo que estoy viva
Y cuando le doy enter a esta barra de búsqueda porque no soporto el reclamo
del puntero que titila queriendo responder lo que no he preguntado

Escucho a la profesora llamarte por el altavoz para que salgas

No sé quién le dijo tu segundo nombre
Ni por qué eligió usarlo para avisar que estoy esperándote
Pero me causa curiosidad que nunca te quejes
A pesar de haberle prohibido a mamá que te llamara así en casa porque te sentías regañado
Que era muy largo, que Andrés era feo
Que a Mónica solo le decía Mónica y así querías también tú que sonaran las palabras que te llaman: a secas.

Tengo tu rostro sereno grabado como una melodía de sala de espera

Y repaso las palabras en la pantalla, on and off

On and off

On and off

On and off

Solo soy capaz de seguir si hablo en presente

En presente te detengo de irte junto a lo que no tengo: las amigas de la primaria, la revista que compré porque ponía la palabra suicidio en la portada, el amor o el vecino de la cuarta casa que murió cuando yo no sabía que la muerte era

escribir tu nombre en la pantalla

Y que Google también dijera que no existen resultados para mi búsqueda.

Anuncios

Acerca de Mónica Gómez Vesga

Preguntante.

Un Comentario

  1. rh

    No importa lo que diga Google, lo que importa es la verdad, y en tu caso, tu memoria del alma y la preciosa capacidad para expresarla, es la pura verdad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: