Veintisiete de nuevo

Tengo en los ojos los párpados cerrados
De mi hermano pequeño
Que no me miran desde su ataúd
Que no me reaccionan ante el saludos ni ante las lagrimas
Choco con el vidrio que separa su mundo desconocido
De este que es apenas un empaque vacío
Y susurro, por si existe posibilidad,
“Escampa, pequeñín. Si ya encontraste un lugar, escampa
que de este lado no saber a dónde ir
no te salva de tener que moverte”.

Anuncios

Acerca de Mónica Gómez Vesga

Preguntante.

Un Comentario

  1. Así mismo como: ni idea de como me vine a este blog, escribiendo el comentario que te hace pensar y que, “acaso no te da pena escribir este comentario?”. No como stalker, simple vecinaje, llegué, me escurrí y bueno, uno aquí leyendoselo… Todo, aunque es raro concluir diciendo que lo que te envío es mi abrazo..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: