Ccs


Después de pensarlo en varias caminatas esporádicas, es claro que el sonido natural de la ciudad es el de un aguacero a lo lejos. El goteo del agua de los aire en las aceras, el sonido del metro al salir de la estación, el cielo que pasa de azul a gris con la misma facilidad con la que se mira el reloj y se da la hora, el caminar apresurado de los que siempre vamos tarde a algún lugar. Caracas tiene una tendencia a la lluvia que me deja buscándole nombre a sentimientos nuevos y en la tarea titánica de no mezclarlos con las calles sucias, los tiroteos espontáneos, las alarmas que se cuelan por cuanta ventana encuentran y ese caos a cuyo ritmo se puede bailar si se le presta la suficiente atención. Si hubiese que convertirla en personaje, Caracas sería la muchacha interesante que se niega a tratar bien a los que se acercan queriendo conocerla, pero llega a ser a la que llamas para filosofar sobre la vida de un pato cuando se siente en confianza. Caracas desde mis ojos desacostumbrados a su andar y a su historia, es una ciudad contradictoria, caótica y acomplejada que intenta esconderse bajo un discurso eufemístico. Es un estado de ánimo. Soy yo si miro hacia adentro.

Anuncios

Acerca de Mónica Gómez Vesga

Preguntante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: