Read

Me gustas porque lees y yo, cuando me inhabilito para decir algo, lo escribo.

I’m high and I miss you.

Hace nueve días me preguntabas si es posible extrañar sin conocer. Yo digo, como te dije entonces, que es tan posible como desgastante y lo digo mientras suena una canción que por algún acto deliberado de mi eterna maricada me recuerda a ti sin haberla escuchado contigo.

I’m high and I miss you.

Todas las ciudades que conozco son lugares que extraño a diario y las extraño porque las veces que las he caminado me ha asaltado una melancolía nostálgica o una nostalgia melancólica que envuelve todo los recuerdos que no tengo entre sus calles agitadas, más parecidas a mí por dentro que esta Maracaibo sumisa. Bolsas de aire llenas de recuerdos vacíos que terminan pesando hoy. Otra vez.

I’m high and I miss you.

No es tristeza exactamente, es no querer esquivar vecinos en el ascensor o salir a esconder la apatía camino al trabajo, es no poder decir la verdad por no saberla o no entender que es al final lo mismo, es mantener los vicios como quien intenta romper una cerradura porque a decir verdad no conozco un dolor que no encierre.

I’m high and I miss you.

Todo esto parecido a la nostalgia de un avión que regresa y a los lunes después del amor no es tristeza, no lo es, pero se parece.

Anuncios

Acerca de Mónica Gómez Vesga

Preguntante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: