Te llevo para que me lleves

Estoy segura que de haber nacido antes de 1990, mis recuerdos serían como este video, pixelados, coloridos, con los labios color tierra y la vestimenta propia del que grita que les den por el culo a todos. Me encantaría recordarlo, recordarme vestida así, comprando pantalones de cuerina mojada imitando a los maniquíes de las tiendas del centro, siendo víctima de la demanda y de la multitud, porque para la época apenas me había llegado el casete de Pies descalzos gracias a la prima que nació en el 84 y el rumor de que se le caían las pantaletas con un tal Lenny Kravitz. Me frustra que el español sea tan precario a la hora de darle nombre a los sentimientos porque esto no es nostalgia, o al menos no de la mala, sino unas necesidad de refugio porque el pasado es un lugar perfecto e inamovible, idealizado por lo que se es capaz de recordar, desgrasado de cualquier cuero que le sobre, pulido por los arreglos que le doy cada vez que los visito. Recuerdo, y esto sí es objetivo, estar enamorada del protagonista de De pies a cabeza (cuya canción principal me enteraría años después, era de Maná. Otra de mis referencias tempranas) y ahora que veo a Cerati enamorado de morado, estoy segura de que Daniel (por ponerle un nombre) tenía este disco en su cuarto y pasó con él del amor a la madurez sin darse cuenta. Y eso nos une.

Anuncios

Acerca de Mónica Gómez Vesga

Preguntante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: