Écfrasis del amor en dos partes

Persona que acaba de conocer a  persona la invita a leer. Así, vamos a leer. Persona que acaba de ser invitada a leer por persona que acaba de conocer, dice que sí. Así, sí. Acuerdan verse en la biblioteca, bajando

Écfrasis del amor en dos partes

Persona que acaba de conocer a  persona la invita a leer. Así, vamos a leer. Persona que acaba de ser invitada a leer por persona que acaba de conocer, dice que sí. Así, sí. Acuerdan verse en la biblioteca, bajando

S. A. D.

Your face makes me sad. Your messages make me sad. Your bed makes me sad. Your music makes me sad. Your writting makes me sad. Your silence makes me sad. Your words make me sad. Your exgirlfriend makes me sad.

S. A. D.

Your face makes me sad. Your messages make me sad. Your bed makes me sad. Your music makes me sad. Your writting makes me sad. Your silence makes me sad. Your words make me sad. Your exgirlfriend makes me sad.

Un poema que habla sobre ir en un carro a las diez de la noche con Lin Manuel Miranda

Detrás de cada letra que hilvano desde la memoria hay una casa dorada Esta ciudad contiene varias cosas: mi historia Un edificio en llamas un cartel de bingo que titila en medio de la noche Lin Manuel Miranda me acompaña

Un poema que habla sobre ir en un carro a las diez de la noche con Lin Manuel Miranda

Detrás de cada letra que hilvano desde la memoria hay una casa dorada Esta ciudad contiene varias cosas: mi historia Un edificio en llamas un cartel de bingo que titila en medio de la noche Lin Manuel Miranda me acompaña

21 de diciembre

No querer esperar el ascensor todos los días bajar a la calle, caminarla es no decir ni una sola verdad cuando digo que escribo ¿Pero tristeza? No sé. Me aseguro de mantener cerca mis fantasmas Fracaso dejando ir Y por

21 de diciembre

No querer esperar el ascensor todos los días bajar a la calle, caminarla es no decir ni una sola verdad cuando digo que escribo ¿Pero tristeza? No sé. Me aseguro de mantener cerca mis fantasmas Fracaso dejando ir Y por

Reflexión sobre las ganas

Habría que hablar de un bar oscuro De una noche, de circunstancias Habría que decir conocido, neón Drogas buscando lenguas Buscando bocas para estrellarse Habría que decir adiós, no te conozco Y lo que sé de ti lo uso para

Reflexión sobre las ganas

Habría que hablar de un bar oscuro De una noche, de circunstancias Habría que decir conocido, neón Drogas buscando lenguas Buscando bocas para estrellarse Habría que decir adiós, no te conozco Y lo que sé de ti lo uso para

Anotaciones

 Ven, esto no es una página es una puerta entra. Herson Barona. Todo suena estúpido desde esta voz que reconozco mía. Tengo preguntas porque estoy viva digo que existo, pero no me gusta el sonido de ninguna palabra por eso

Anotaciones

 Ven, esto no es una página es una puerta entra. Herson Barona. Todo suena estúpido desde esta voz que reconozco mía. Tengo preguntas porque estoy viva digo que existo, pero no me gusta el sonido de ninguna palabra por eso

Anotaciones sobre el regreso

La casa está llena de fotos de Santiago. En la mesa de centro, en la pared de la sala, al lado del jarrón con flores, al fondo del pasillo, en el cuarto principal, sujetadas con imanes a la nevera, encima

Anotaciones sobre el regreso

La casa está llena de fotos de Santiago. En la mesa de centro, en la pared de la sala, al lado del jarrón con flores, al fondo del pasillo, en el cuarto principal, sujetadas con imanes a la nevera, encima

Bocacero

En qué palabras habrá habitado tu boca En qué lenguas habrá podido hablar En qué idiomas habrá sentido sed En qué gritos se habrá sentido libre Dónde estaba reposando la tarde Del 27 de abril Dibujo en el aire tu

Bocacero

En qué palabras habrá habitado tu boca En qué lenguas habrá podido hablar En qué idiomas habrá sentido sed En qué gritos se habrá sentido libre Dónde estaba reposando la tarde Del 27 de abril Dibujo en el aire tu

La platja

Papá no ríe Papá cuenta aviones desde una silla de cemento frente a la playa Y lleva la cuenta con los dedos, en voz alta Como un niño que recién aprende a sumar Su persistencia nos ha contagiado y ahora

La platja

Papá no ríe Papá cuenta aviones desde una silla de cemento frente a la playa Y lleva la cuenta con los dedos, en voz alta Como un niño que recién aprende a sumar Su persistencia nos ha contagiado y ahora

Charlas ficcionales #3: La conversación

-¿Cómo estás? -Bien, déjame abrazarte. -A ver. Pausa. -¿Cómo estás tú? -Cansada. -Pasa, pasa. Estoy preparando una cena vegana que me está quedando… ¿Ya comiste? -Bueno, el banano que acabo de terminar. -Eso no es cena. -Estoy bien así, no

Charlas ficcionales #3: La conversación

-¿Cómo estás? -Bien, déjame abrazarte. -A ver. Pausa. -¿Cómo estás tú? -Cansada. -Pasa, pasa. Estoy preparando una cena vegana que me está quedando… ¿Ya comiste? -Bueno, el banano que acabo de terminar. -Eso no es cena. -Estoy bien así, no